Dejate lle-Bar

Dejarse de llevar x una decisión, x un bus, Ilha Grande, Rio de Janeiro y un velero.

Año Nuevo, Vida Nueva, con champagne y paraguas en mano!

Deja un comentario

Reveillon en Ilha Grande.

Reveillon en Ilha Grande.

Reveillon: esta es la palabra que se usa en Brasil para referirse al Año Nuevo, o como dicen también la virada do ano o el cambio de año. ¿Pero que significa Reveillon?.

La verdad es que cuando comencé a preguntar nadie me sabía responder sobre el origen, todo el mundo lo tiene naturalizado como suele pasar con muchas palabras en otro idioma  y que son de uso cotidiano.  Hasta que al final pude entender entre alguna que otra información que pude buscar y  persona que también se lo había preguntado alguna vez que Reveillon deriva de la palabra francesa Reveiller que significa despertar. Anteriormente se llamaba así a la cena de la noche de Navidad, pero luego pasó a llamarse así la cena de año nuevo y el cambio de año. También la palabra fracesa veiller que significa velar, estar de guardia, deriva del latín de vigilare, estar atento, despierto, en vigilia.

La propuesta era esa entonces, estar y sentirme despierta, en vigilia, observando y en guardia para lo que iba a venir.

Así fue como pasé mi primer año nuevo en Brasil. Esa era la idea también del viaje, estar ahí como una más, no como turista, para ver cómo se sentía y se palpitaba aquel momento.

Ya estaba en la casita, por un tiempo al menos. El 25 de diciembre comenzó a llover, y esa semana hasta el 1 de enero y durante casi todo Enero, llovió casi constantemente. Tal vez había un día que paraba, pero las nubes no se iban, así que aunque parezca raro, fue un mes de lluvia, humedad, hongos en la ropa, ni hablar de pensar en ponerse una ropa linda porque seguro se salpicaría con el barro, así que era cuestión de empezar a acostumbrarse al clima tropical de la isla.  Al ser una isla oceánica, el mar tiene una fuerte influencia en su clima. No hay épocas de sequías  y se considera el mes de Enero como el mes de más lluvias.

Aquel 31 de Diciembre, trabajamos todos juntos en la organización de la cena de fin de año, la cocinera, los marineros, las fachineras, o homen do dia (que sería una especie de empleado que se ocupa de tareas de mantenimiento y electricidad y lo que haga falta) mis compañeros de recepción  y yo. En esa cena participaríamos todos, los funcionarios, el dueño de la posada con su familia y los huéspedes que eligieron quedarse a cenar allí. Para luego después de la cena, irnos al pueblo a pasar junto a todo el pueblo la noche de año nuevo. Me acuerdo que me llevé un vestido blando, sencillo para recibir el año como acostumbran allá, y también como nos imaginamos desde Argentina. La tradición proviene de la cultura africana en la cual el blanco simboliza la paz. Pero luego de hacer una encuesta fugaz a mis compañeros brasileros sobre si siempre hay que tener algo blanco puesto en fin de año, la real realidad es que no es necesario y es opcional, y no cambia absolutamente nada. También entre encuestas y preguntas sobre tradiciones de año nuevo, me contaron que dependiendo de lo que la persona quiera para el año siguiente, tiene que ser el color de calzinha o cueca, o sea bombacha o calzoncillo .  Aquí van los colores:

Blanco si te querés un año de paz y tranquilidad.

Rosa si estas en búsqueda de un noviazgo o romance.

Verde si querés esperanza

Rojo si querés tener un año a pura pura pasión

Amarillo si sólo querés dinero, dinero y más dinero

Y Negro si querés  glamour, lujos y prestigio.

Esos eran los básicos

En fin… cada uno se reservó sus deseos para el 2012, nadie anduvo ventilando que color había elegido, mejor así.

¿Cómo explicarlo?  Aquel 31 de Diciembre del 2011, yo parecía una niña cuando su abuela le está enseñando a cocinar y la tiene como asistente para todo. Toda esa ceremonia divertida y llena de risas y errores por no entender bien lo que la abuela pide y la torpeza de confundir una cosa con otra. Bueno…así era ese momento para mí, entre indicaciones de la cocinera y del  dueño, mi portuñol, o homen do dia que no me tenía paciencia por no entenderle una palabra y yo que quería colaborar en todo lo que se pueda, con mi mejor voluntad, y a todo esto…no me iba a estresar ni un poco, hacía calor, había huéspedes muy buena onda, fin de año, alegría y había muchas caipiriñas por hacer, función que asumí sin ningún problema. La única dificultad tal vez sería romper los bloques de hielo, pero luego de probar varias técnicas, la más eficaz fue claramente la enseñada por el dueño, con fuerza, sin  miedo y rápido, 2 o 3 golpes con la cuchara y en la otra mano el bloque de hielo. Es la primera vez que sentí que el control de un jefe podía ser algo agradable, claro…me estaba controlando como hacía las caipiriñas: ingredientes, modo de preparación, velocidad y presentación. ¡Genial! Ensaladas, frutos de mar, salsas, rabas, camarones, pan de ajo, pulpo a la vinagreta y demás exquisiteces fueron las que preparamos y compartimos. Para luego, antes de las 00:00 estar en el pueblo para el gran festejo gran en la calle, frente a la iglesia y frente a la mar. Allá vamos.

Escenario y fiesta de Año Nuevo.

Escenario y fiesta de Año Nuevo.

Y sí, se había armado un escenario donde tocarían desde temprano varios grupos de samba para animar  y recibir el 2012. Gente y más gente, todo el mundo con alguna bebida en la mano, muchos de blanco y muchos no.  Y la lluvia no paraba, parecía que cuanto más se llenaba la calle de gente…más llovía. No fue una lluvia fuerte, pero si suave y constante. Y como conté, así fue todo enero casi.

Beso de año nuevo y ropa interior multicolor.

Beso de año nuevo y ropa interior multicolor.

 ¿Qué mensaje me estaba dando esa lluvia? ¿Sería que este nuevo año me traería abundancia, amor, pasión, dinero, esperanza? ¿Qué? No podía decidirme que era lo que quería con más intensidad. ¡Quería todo! Amor, pasión, esperanza, abundancia. Tendría que haber hecho como el chico de la foto, ponerme una ropa interior de todos los colores (parece que él también quería lo mejor para su año) y haberme besado con alguno, para prevenir la soledad del 2012.

Pienso que la lluvia antes que nada me estaba mensajeando que tenga paciencia y tolerancia con el clima, y que antes que sufrirlo…comience a aceptarlo. A aceptar  que un capitulo nuevo en mi vida estaba comenzando, y que si bien yo había decidido iniciarlo y abrirlo en Ilha Grande, estaba todo ahí…por escribirse y por nacer.

Año nuevo con lluvia y felicidad!

Año nuevo con lluvia y felicidad!

Con energía, alegría, pilotos,  champagne y paraguas  en mano, así comenzamos nuestro año. Mi compañera de casa, sus amigos que estaban de visita, todos muy animados y dispuestos a que esa noche sea épica y memorable. Para todos era nuestra primera vez en la isla, así que estábamos entusiasmadísimos, y cuanto más festivos podíamos estar, mejor. Todo era motivo de risa, chistes, saltos, fotos y más risas, en la playa, bajo la lluvia y frente al mar. Bailando al ritmo de samba y  conversando con un pobre ingles que había ido  a pasar su luna de miel a la isla, se accidentó buceando, y estaba con cuello ortopédico, y su esposa brasilera, haciéndole el aguante. Bailando al ritmo de samba y brindando con cuanta persona aparecía. Bailando samba y buscando un techo porque la lluvia no paraba. Bailando  samba y tirando mis intenciones al mar para que se las lleve la marea y tiempo después me las devuelva en otro año nuevo también frente al mar.

Barbi…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s